Los empleados de la empresa no sabían dónde llevaba el gato el dinero..

Un día Stuart McDaniel, propietario de una empresa de marketing GuRuStu en Tulsa, Oklahoma, EE.UU., tuvo un problema. Aparecieron ratones en su oficina del primer piso.

Stuart decidió tener un gato y acudió al refugio de animales local. Cogió un gatito de seis meses y lo llevó a su oficina.

El gatito se adaptó bien. Se pasaba el día paseándose por la oficina, subiéndose a los teclados de los ordenadores y “ayudando” a los empleados a enviar correos electrónicos que aún no se habían escrito, cazando ratones.

Un día, los empleados de la empresa descubrieron algo extraño. Un montón de billetes pequeños estaba tirado en el suelo delante de las puertas de cristal cerradas que daban a la salida del edificio y su gato estaba sentado a su lado.

La gente estaba perpleja. ¿De dónde había sacado el gato el dinero y en tales cantidades?

Al día siguiente la situación se repitió.

Decididos a averiguar qué estaba pasando, los empleados empezaron a vigilar de cerca al gato y averiguaron lo siguiente. Durante el día, el gato pasa mucho tiempo delante de las puertas de cristal, tomando el sol. Las personas que pasaban por allí y querían jugar con el gato introducían un billete en la ranura y el gato lo atrapaba inteligentemente.

Debo decir que el edificio está en una zona con muchos centros de ocio y senderos peatonales. Durante el día mucha gente pasa sin prisa por delante de la oficina. Por eso al final de la tarde se ha acumulado mucho dinero.

Los empleados de la empresa junto con el propietario decidieron utilizar el dinero “ganado” por el gato para una buena causa: donarlo al centro local de personas sin hogar.

La fama del filantrópico gato se extendió rápidamente más allá de los límites de la ciudad y la gente empezó a enviar dinero a la organización benéfica incluso por correo e internet.

Tras descubrirse la predilección del gato por el dinero en efectivo, se le puso el apodo de CASHnip. CASH es dinero y CATNIP es hierba gatera.

Fuente: happy-day.org

¿Te gusta este artículo? Share on Facebook:

Disclaimer | Privacy Policy | Terms of Use