El dueño adoptó a un amigo para un perro ciego de un refugio, e inesperadamente reunió a la familia

Una historia asombrosa sucedió en el estado estadounidense de Tennessee, los dueños estaban buscando un perro compañero para su perro ciego y accidentalmente adoptaron a su hermana.

Una pareja de Red Bank, compró una casa nueva hace un año. Una apasionada amante de los animales, Jane Salazar, durante mucho tiempo no pudo conseguir una mascota. Sus condiciones anteriores no permitían tener un animal. Ahora, ella, junto con su esposo, encontraron un lindo cachorro en el refugio, llamado Diego. El perro era mestizo, pero la curiosa dueña decidió averiguar quiénes eran los antepasados de su mascota.

Los resultados de la prueba de ADN revelaron que el cachorro pertenecía al Pit Bull y razas de Pastor Ganadero Australiano. Sin embargo, una sorpresa desagradable fue que se descubrió que el perro tenía una discapacidad visual.) Después de un examen oftalmológico, el veterinario anunció un diagnóstico decepcionante. Ya a una edad tan tierna, la mascota de los cónyuges pierde la vista, se le diagnosticó atrofia prematura de retina. Según los expertos, la enfermedad avanza rápidamente y Diego pronto podría perder por completo la capacidad de ver.

Los médicos recomendaron a los frustrados dueños que consiguieran otro perro que pudiera ayudar a su mascota a navegar en el espacio.

Inmediatamente los anfitriones comenzaron a buscar un compañero para Diego. La elección de Jane recayó en un perro notablemente similar a su mascota. Así que una alegre e inquisitiva Dixie apareció en la casa. Rápidamente encontró un acercamiento al Diego más reservado y modesto. Los perros son inseparables y se lo pasan muy bien juntos

Por cierto, su similitud volvió a impulsar a Jane a recurrir a las pruebas de ADN. ¡Imagínese su sorpresa cuando resultó que las mascotas eran parientes de sangre! Nacieron de los mismos padres, pero en diferentes camadas.

Entonces, el consejo del veterinario ayudó a Diego a conocer a su hermana y mejor amiga. Desafortunadamente, el perro sigue perdiendo la vista, pero ahora un asistente confiable está a su lado. Dixie se preocupa conmovedoramente por su hermano y los dueños están mucho más tranquilos al ver que su Diego está en buenas manos.

Fuente: lemurov.net

¿Te gustó el artículo? Comparte con tus amigos en Facebook:

Disclaimer | Privacy Policy | Terms of Use